Para todas las compañías, unirse al tren de la digitalización es lo que asegura su supervivencia. Los avances tecnológicos son gigantescos y la adaptación al mundo digital es una necesidad.

No es un misterio. Y es que hoy, las compañías más importantes mundialmente son nativas digitales. ¿Un ejemplo? Amazon, cuya clave de su liderazgo es la diversificación de tecnologías en la nube, la inteligencia artificial y obviamente la transformación digital.

Lo cierto es que aunque el tema está en la agenda hace muchos años, la crisis por la pandemia mundial del Coronavirus ha reafirmado que la digitalización es imprescindible. En este escenario, las empresas han debido reinventarse para dar respuesta a consumidores opinantes y digitales; además de garantizar su posición en el mercado.

¿Entonces, cuál es la prioridad? ¡Apostar por la tecnología! La transformación digital trasciende a la economía y se centra en los nuevos hábitos de los consumidores.

¡Sin digitalización no hay futuro!

Muchas empresas  nacieron en el universo digital, pero las compañías que lo hicieron en el industrial deben desarrollar una estrategia digital para seguir vigentes.

¿El primer paso? Comprender el fenómeno y adaptarse al cambio.  Luego de implementar la tecnología, es clave comprender el impacto estratégico y anticiparse a lo que vendrá en temas de innovación.

¡Atención con estos aprendizajes!

1.   Velocidad en la adaptación: Es fundamental tener una estrategia directa para adaptarse a los cambios del mercado.

2.    Cubrir las necesidades de los clientes: Una buena estrategia digital tiene que estar basada en la centralidad del cliente, lo que implica que debe tener un enfoque absoluto en sus necesidades y expectativa.

3.    Tener visión de futuro: Una estrategia efectiva tiene que basarse en la comprensión de las tendencias digitales y no simplemente en la inversión de herramientas tecnológicas.

4.    La mentalidad debe evolucionar: Uno de los principales conflictos en la aplicación de la transformación digital en empresas tradicionales es la mentalidad de sus líderes de negocio. ¡Todas las organizaciones deben repensar sus estrategias basándose siempre en los clientes y explorando oportunidades de crecimiento!