Tras casi un año de pandemia por Covid-19, consumidores y empresas han interiorizado la denominada economía del encierro. ¿Sus características? Aumento en la digitalización de los comercios, nuevas tiendas virtuales e incremento del delivery.

El concepto de economía del encierro ha sido muy comentado debido al escenario que atravesamos mundialmente. Desde ahí, hoy revisaremos tres pilares que la componen como son la digitalización del comercio, las tiendas virtuales y el aumento del delivery.

Es evidente que hace varios años el comercio electrónico venía creciendo a una tasa constante. Es un hecho, además, que debido a la cuarentena tuvo un aumento exponencial. En efecto, las tiendas de comida vieron incrementadas sus ventas en un 150% tras el primer anuncio de cuarentena, mientras que moda, salud, belleza, hogar y juguetes cayeron de un 25% a un 70%. “Se trata de un momento muy relevante porque ciertamente el futuro es digital. Las redes sociales tienen que estar más activas que nunca y otorgar los mensajes de manera oportuna”, detalla Michelle Senna, Gerente de marketing digital de Circle.

Grandes beneficios

Desde ahí es importante reconocer los principales beneficios de digitalizar un negocio, como establecer una conexión con los clientes, pues al intensificar esta relación se pueden obtener detalles que darán pie a otras oportunidades de negocio.  A eso se suma el incremento de la efectividad, pues si se instala una tienda online en los clientes podrán comprar las 24 horas del día. Además, gracias a la digitalización de los procesos, se gestionará mejor el tiempo y los recursos.

¿Una tercera razón? Aumento del volumen del negocio. Esto, ya que tener una buena reputación online hace que los clientes valoren positivamente la marca, los fideliza y además le da un valor añadido a la empresa. “Incluir Internet en toda su dimensión significa multiplicar la cantidad de clientes potenciales, y eso conlleva al aumento de los beneficios”, añade la Gerente de marketing digital de Circle.

¡Más alternativas!

El segundo impacto de la economía del encierro es el surgimiento de más tiendas virtuales.  Las ventas online del comercio minorista se incrementaron en casi 190% en, según cifras dadas a conocer por Transbank en el marco del eCommerce Day Santiago, realizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) en formato virtual. La cifra se contrapone a una fuerte contracción de -26% observada en las ventas de tiendas físicas en el mismo período.

Además, y a raíz de la pandemia de Covid-19, la situación del eCommerce muestra un crecimiento exponencial, actuando en algunos casos como canal casi exclusivo para la venta en algunas categorías. Además, la situación también ha provocado que nuevos consumidores entraran a las compras electrónicas, con 24% de nuevos compradores online mayores de 18 años.

Las empresas que ya contaban con comercios online han multiplicado esfuerzos para atender el aumento de la demanda, mientras que los pequeños comercios que no habían abierto una tienda digital han acelerado el trabajo para crearlas”, declara Michelle Senna.

¡A la puerta de tu hogar!

En este escenario y como tercer eje, se suma el incremento del delivery que se transformó en algo esencial. De acuerdo a la empresa Glovo, supermercados y farmacias superaron a los restaurantes al inicio de la pandemia. Y, desde la misma compañía publicaron que en las últimas semanas ha existido una regularización de los pedidos donde hamburguesas es lo más pedido, en segundo lugar, los pedidos de supermercados continúan aumentando a un 60% -pasando del cuarto lugar antes del aislamiento, a segundo lugar en la actualidad- y en tercer lugar las heladerías, que crecieron un 20%. Por su parte, desde Rappi comunicaron que aumentaron los pedidos en la aplicación; sobre todo de supermercados y farmacias.