Se trata de una aplicación móvil o de escritorio que provee un monedero personal, que permite a los usuarios enviar y recibir dinero virtual.

Es un término muy utilizado y conocido. Pero, si aún tiene dudas, te contamos que Bitcoin es una red que permite un sistema de pago y una moneda digital. Hablamos de la primera red de pago descentralizado, sin autoridad central o intermediarios.

¿Cómo funciona?

Bitcoin opera con una contabilidad pública llamada blockchain, que entrega transacciones procesadas, que permiten verificar siempre la validez de los movimientos realizados. Para que quede claro: cada transacción esta protegida por firmas digitales correspondientes a las direcciones de envío.

¿Cuales son sus ventajas?

Libertad de pagos
Puedes enviar y recibir cualquier cantidad de dinero instantáneamente desde y hacia cualquier lugar del mundo, sin bancos ni fronteras.

Bajas tasas
Los pagos con Bitcoin son procesados con tasas bajas o nulas. Además, cada usuario puede incluir una tasa para recibir prioridad, lo que significa una confirmación más rápida de las transacciones.

Menores riesgos
Debes saber que las transacciones con Bitcoin son seguras, irreversibles y no tienen datos personales de los clientes. De esta manera se protege a comerciantes contra pérdidas ocasionadas por fraude. De manera adicional,  los comerciantes pueden operar en nuevos mercados en los que las tarjetas de crédito no están disponibles. ¿El resultado? Mejores comisiones, mercados más extensos y menos costos administrativos.

Más seguridad y control
Quienes usan Bitcoin tienen completo control sobre sus transacciones. Los pagos de Bitcoin pueden realizarse sin que estén asociados a información de carácter personal y eso representa un alto nivel de protección contra el robo de identidad.

Neutro y transparente
Toda la información sobre el suministro de Bitcoin está disponible en la cadena de bloques para cualquiera que quiera verificarlo. Nadie puede manipular el protocolo porque es criptográficamente seguro.